sábado, 4 de noviembre de 2017

Desenterrando el caso de Fede Guevara y el tiroteo en el Colegio Americano del Noreste

4 de noviembre de 2017 por Katherin Hernández

Fedérico Guevara Elizondo ya tenía un mal historial académico, lo habían expulsado de varios colegios elitistas antes de que entrara al Colegio Americano del Noreste. Esto no quiere decir que fuera malo, cuando un joven es problemático lleva consigo una carga emocional negativa, tal vez por falta de atención de sus padres, la misma frustración de ser echado, su carácter que no le permitía socializar, el sufrir algún abuso o quién sabe cuántas cosas más. El adolescente presentaba un cuadro de depresión y estaba siendo atendido psicológicamente. 

Las cámaras de la institución en Nuevo León nos permitieron ver cómo se llevó a cabo la tragedia. El ver los cuerpos que permanecían inmóviles, los niños asustados saliendo corriendo despavoridos y la impotencia de no poder hacer nada conmocionó al país. 

Todo comenzó a las 8:51 del 22 de enero de 2016, Fedérico sacó de su mochila el arma y disparó a un compañero que se encontraba frente a él, después a la maestra, con un tercer y cuarto tiro falla, posteriormente dispara tres veces hacia sus compañeros de las mesas. Con un octavo y tiro intenta quitarse la vida pero falla,  al darse cuenta de que se quedó sin municiones regresa a su mochila, recarga y se suicida.

Los heridos fueron la profesora Cecilia Cristina Solís, de 24 años; los alumnos Ana Cecilia Díaz Ramos, de 14; Luis Fernando Ramírez, también de 14 y Manuel Chávez, de 15. El arma que se utilizó era calibre 22 que obtuvo de su padre, juntos practicaban cacería como deporte. 

Las personas que vieron el vídeo expresaron su teoría de los cómplices, en las imágenes se puede ver cómo uno de los alumnos ve que Fede le enseña algo de su mochila y sale del salón, otro le hace la señal de disparo y también sale. En los supuestos screenshots que se filtraron se puede ver que en un grupo de whatsapp Fedérico les dice a sus compañeros que no vayan al día siguiente.

Aldo Fasci, portavoz del Grupo de Coordinación de Seguridad del estado de Nuevo León, afirma que no existen cómplices. "El joven les avisó a sus compañeros que iba a llevar un arma, pero ellos no le creyeron, entonces cuando se acercan, él les enseña el arma y los niños salen corriendo, pero no hay complicidad".

Los niños que quieren llamar la atención no se hicieron esperar y comenzaron con el Hashtag: #MásMasacresEnMéxico, el grupo Legión Holk se adjudicó el ataque, y dijo que ellos lo habían enviado, aunque luego se comprobó que ellos no tenían relación sólo lo dijeron por diversión (sí, así se divierten los niños de ahora).  "Las tres (legion holk, hispachán y Secta 100tifika) tienen las mismas características, no son grupos estructurados, orquestados para cometer ilícitos o para provocar ataques, son lo que le llaman en el argot trolls, incitan pero no se organizan, es una organización horizontal (no tienen jefe) donde participan cientos de miles de niños", mencionó Fasci.

A días de estar hospitalizado Fedérico falleció, los padres decidieron donar sus órganos. La maestra también pereció después de estar en coma por varias semanas. Manuel Chávez recibió un disparo en el brazo y nunca estuvo grave, Luis Fernando Ramírez y Cecilia Díaz fueron sobrevivientes.

Terminada la polémica y triste situación nadie habla de por qué la maestra lo tenía en un rincón tras la puerta solo, aislado de sus compañeros. Siempre lo he dicho, los profesores no están preparados ni capacitados para manejar situaciones especiales de depresión ni detectan el bullying a tiempo. Como dije antes prevenir estas tragedias es tarea de todos. No podemos esperar a que ocurra otra masacre para actuar, es momento de involucrarnos en la sociedad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Debate presidencial y la verdad sobre AMLO

23 de abril de 2018 por Katherin Hernández El día de ayer se llevó a cabo el primer debate presidencial de las próximas elecciones. Algo e...