miércoles, 4 de octubre de 2017

Tiroteo en Las Vegas

4 de octubre de 2017 por Katherin Hernández

Stephen Paddock ingresó al hotel Mandalay Bay Resort & Casino el 28 de septiembre, se instaló en el piso 32. El 1 de octubre disparó contra alrededor de 22,000 personas que se encontraban en el Route 91 Harvest Festival de Las Vegas, un festival de música country, en un inicio el sonido de la balacera se confundía pero después de unos momentos todo se descontroló y la gente intentaba huir despavorida.

Cuando los agentes detectaron de donde provenían las balas se dirigieron a la habitación de Paddock, donde les disparó hiriendo a un policía en la pierna, una vez que ingresaron vieron que ya se había suicidado. 59 personas murieron y más de 500 terminaron heridas.

El atacante modificó 12 armas semiautomáticas para convertirlas en automáticas, colocándoles dispositivos en las culatas. En Estados Unidos son legales las armas de asalto, pero no las de disparo automático, es decir, no puedes disparar ráfagas por lo que son únicamente con el fin de defensa personal y cacería de animales. Instaló cámaras de seguridad en el pasillo para darse cuenta cuando la policía llegara. En la habitación se encontraban 23 armas de fuego.

Según Kevin McMahill, el alguacil adjunto del condado de Las Vegas, Paddock disparó entre 9 y 11 minutos, y se calcula que disparó hasta 12,000 balas.

Todavía no se conocen los motivos que llevaron al hombre a cometer tal crimen. Era un jubilado rico de 64 años sin antecedentes criminales, por lo que no encaja con el perfil vinculado a un tiroteo masivo. De acuerdo con Jill Snyder, agente del Buró de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de Estados Unidos (ATF), Paddock poseía 47 armas de fuego que estaban distribuidas en dos de sus propiedades y el hotel Mandalay. 

En la casa en Mesquite, las autoridades lograron encontrar dentro de su auto nitrato de amonio, componente que junto a derivados de petróleo puede ser utilizado en la fabricación de explosivos caseros.


La novia del atacante Marilou Danley, de 62 años se encontraba en Filipinas (su país de origen) durante el tiroteo. El día de ayer regresó a los Estados Unidos y se espera que su testimonio ayude a aclarar el caso. Paddock transfirió 100,000 dólares a una cuenta en Filipinas días antes de la masacre, por lo que existen incógnitas respecto a ella. 

Después de la tragedia varios hoteles de Las Vegas adoptaron medidas de seguridad como la revisión del equipaje y detectores de metal.


Thomas L. Friedman escribió lo siguiente para THE NEW YORK TIMES:
"Si por lo menos Stephen Paddock fuere musulmán... Sí por lo menos hubiera gritado "Alá es grande" antes de abrir fuego sobre los asistentes de ese recital en Las Vegas... Si por lo menos fuera miembro del Estado Islámico (EI)... Si por lo menos hubiera uno foto de él posando con el Corán en una mano y un rifle en la otra...

Si hubiese pasado todo eso, nadie nos estaría recriminando por deshonrar a las víctimas y "politizar" el asesinato en masa de Paddock cuando hablamos de remedios preventivos.

No, no, no. En ese caso, sabríamos lo que hay que hacer. De inmediato el Congreso convocaría a una audiencia sobre el peor atentado terrorista en territorio norteamericano desde el 11 de Septiembre. Cada media hora recibiríamos un tuit de Donald Trump con la frase "Yo les dije", como lo hace minutos después de cada atentado terrorista en Europa, precisamente, para politizarlo de inmediato. También habría una urgente convocatoria a una comisión investigadora que establezca qué leyes habría que aprobar para que no vuelva a pasar. Y a continuación estaríamos "sopesando todas las opciones" contra el país de origen del atentado.

Pero ¿qué pasa cuando el país de origen es el nuestro?

¿Qué pasa cuando el asesino es solamente un estadounidense desequilibrado y armado hasta los dientes con armas de tipo militar, compradas legalmente o adquiridas fácilmente debido a nosotros mismos y a la laxitud demencial de nuestras leyes de control de armas?

En ese caso, también sabemos lo que pasa. El presidente y el Partido Republicano se abroquelan para asegurarnos de que no pasa nada. A continuación, y contrariamente a lo que hacen ante cada ataque del EI, insisten en que el hecho no debe ser "politizado" con requerimientos a nadie, y menos aún a ellos, de mirarse un poco al espejo y repensar su oposición a una ley de armas que sea sensata.

Así que repasemos: somos capaces de poner el mundo patas para arriba para rastrear hasta el último combatiente de Estado Islámico en Siria. Les pedimos a nuestros mejores jóvenes que estén dispuestos a hacer el sacrificio definitivo para matar o capturar hasta al último terrorista. ¿Y a cuántos norteamericanos mató el EI en Medio Oriente? Ya no me acuerdo. ¿Eran 15 o eran 20? Y nuestro presidente no para de repetirnos que cuando se trata de Estado Islámico, la derrota no es una opción, la indulgencia no está en el menú, y que él es tan duro que hasta tiene un secretario de Defensa apodado "Perro Loco".

Pero cuando hay que pelearse con la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés), que ha obstaculizado más que ningún otro grupo la aprobación de leyes de control de armas sensatas, la victoria no es una opción, la moderación no está en el menú, y el presidente y el Partido Republicano pasan de ser perros locos a gatitos falderos.

Y no se les puede pedir que hagan el menor sacrificio para que defiendan una legislación que quizá haría un poco más difícil que cualquier norteamericano pueda acopiar un arsenal como hizo Paddock, con 42 armas de fuego, algunas de ellas rifles de asalto, 23 en la habitación del hotel y otras 19 más en su casa, varios "dispositivos electrónicos" no especificados y miles y miles de rondas de municiones. Será otro cazador de ciervos, supongo.

Para aplastar a EI, el presidente y su partido están siempre listos. Para pedirle un mínimo de moderación a la NRA, son ausentes sin aviso. No importa cuántos inocentes mueran, no importa siquiera que uno de sus propios líderes parlamentarios haya sido baleado mientras jugaba al béisbol: nunca es buen momento para discutir cualquier política seria para aplacar la violencia armada.

Tomarse en serio a EI en el exterior, pero después no hacer nada para reducir las amenazas en nuestro propio patio trasero, en nuestros recitales y en nuestras ciudades costeras, es una locura absoluta.

Y también es corrupción. Porque detrás está el dinero y la avaricia de los fabricantes y vendedores de armas, de las compañías petroleras y mineras, y de todos los legisladores y controladores a los que han comprado para que no abran la boca. Saben perfectamente que la mayoría de los estadounidenses no pretende negarle a la gente el derecho a cazar o a defenderse. Lo único que queremos es negarle a la gente el derecho a amasar un arsenal militar en su casa o en un cuarto de hotel y usarlo contra norteamericanos inocentes cuando se vuelven locos. Pero la NRA los tiene cobardemente agarrados del cogote.

¿Qué hacer entonces? Olvídense de convencer a estos legisladores. Ni están confundidos ni están desinformados. O fueron comprados o fueron intimidados. Así que hay un solo remedio: llegar al poder. Si están tan hartos como yo, entonces logren que alguien se registre para votar, preséntense a elecciones por algún cargo público, o donen dinero a alguien que esté en campaña, para reemplazar a estos legisladores cobardes por una mayoría que apoye una ley de armas con sentido común. Hablamos de poder crudo, no de persuasión. Y la primera oportunidad que tenemos de cambiar el actual equilibrio de poder es en las elecciones de medio término de 2018.

Hay que enfocarse en llegar al poder. Y hay que empezar ahora."



Rumores y teorías
  • Las teorías conspirativas no se hicieron esperar, usuarios de internet mencionaron la existencia de una pirámide y una esfinge cruzando la calle, la numerología del evento como el número del piso 32, entre otras cosas.
  • Otros señalaron que Paddock ya estaba muerto antes de que iniciara el tiroteo.
  • Por otro lado algunos conspiranoicos afirman que el hombre era víctima del control mental MK Ultra, por lo que justifican la falta de móvil del crimen.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Apps y suscripciones que Becarios y Au Pair tienen que tener en USA!!!

4 de diciembre de 2018 por Katherin Hernández YouGov Este sitio te da puntos por completar encuestas, puedes canjearlos por Giftcards d...