viernes, 28 de julio de 2017

Josef Fritzl: abusó de su hija por 24 años y tuvo 7 hijos con ella

28 de julio del 2017 por Katherin Hernández

Josef Fritzl tenía 74 años cuando se descubrieron sus horribles crímenes, su relato le dio la vuelta al mundo rápidamente y marcó la historia de los casos más impactantes nunca antes vistos.

Josef se casó con Rosemarie, con quien tuvo 7 hijos, incluyendo a Elisabeth, juntos vivían en Amstetten, Austria. A finales de los 60's Fritzl fue acusado de violación contra una mujer de 21 años, tiempo despúes violó a una chica de 24 años, y al salir de prisión después de 18 meses su esposa lo perdonó.

Elisabeth nació en 1966, era la tercer hija, su padre comenzó a abusar de ella cuando tenía 11 años, la drogó y secuestró al cumplir 18 y la introdujo en el sótano de su casa. Fritzl forzó a su hija a escribir una nota para hacerles creer a todos que se había unido a una secta y en la misma pedía que dejaran de buscarla, así logró quitarse de encima a la policía y otras instituciones.



Elisabeth tuvo en total 7 hijos con su padre (que también eran sus nietos), en 1989 nació Kerstin, su primera hija, un año después Stefan, en 1993 nació una tercer hija llamada Lisa, Josef mintió asegurando que la bebé había aparecido en la puerta de la casa con una nota donde Elisabeth pedía que cuidara de la niña, en 1994 nació Monika, con ella Josef hizo lo mismo haciéndoles creer que Elisabeth la dejó en la puerta. En 1997 nacen unos gemelos, uno de ellos muere por las condiciones insalubres y Josef lo incinera en la caldera de la calefacción, el niño restante de nombre Alexander pasa a vivir en la casa de sus abuelos bajo la misma técnica. En el 2002 nace el último hijo, Felix, quien vivió con su madre en el sótano. 



En resumen Kerstin, Stefan y Felix vivían con su madre en el sótano, y Lisa, Monika y Alexander habitaban en la casa con Josef y Rosemarie, cabe mencionar que fueron adoptados oficialmente. El 26 de abril de 2008 Kerstin, de 19 años, fue llevada grave al hospital por el mismo Josef a petición de Elisabeth, ahora sabemos que padecía de una enfermedad genética propia del incesto, a partir de esto se descubrió todo el abuso cometido por la historia que contó, el señor Fritzl les dijo que había sido abandonada inconsciente por su madre, los doctores pidieron ver a la madre de la paciente y como Josef no los apoyó a encontrarla comenzaron a buscarla a través de la televisión local, después de tanta insistencia por parte de Elisabeth y la presión del hospital la dejó salir a Elisabeth junto con sus dos hijos restantes argumentando que habían regresado a casa, detectaron un comportamiento extraño en Josef, fue arrestado bajo sospechas y así comenzó la investigación.

Las primeras palabras de Elisabeth al ser liberada fueron "nadie me creerá". Los investigadores calcularon que fue violada unas 3,000 veces. El hecho más sorprendente era que habían estado encerrados en el sótano de 60 metros cuadrados durante 24 años, para entrar en el lugar de encierro Josef tenía que remover estantes, atravesar un pasillo e ingresar un código. 








Los niños padecían diversas enfermedades de la piel por la falta de exposición al sol y ventilación, Josef instaló una lámpara ultravioleta para que se iluminaran y les suministraba píldoras de vitamina D. La madre de Elisabeth, Rosemarie, aseguró que no tenía idea de lo que pasaba.
Los conocidos de la familia estaban sorprendidos por la noticia, todos tenían una buena impresión de Josef, era visto como un mártir por hacerse cargo y cuidar de sus nietos.







En marzo del 2009 Josef fue sometido a juicio, acudió con un traje gris, el rostro cubierto con un folder azul y las manos temblorosas, se declaró culpable bajo los cargos de incesto y violación. Se le acuso de esclavitud y asesinato del bebé Michael, que nació con problemas respiratorios, Elisabeth le pidió ayuda médica y este se negó a conseguirla,  sin embargo se declaró inocente. Elisabeth fue la única testigo de cargo. 

El fiscal comentó que no daba muestra alguna de arrepentimiento. El abogado de Josef presentó la defensa argumentando que sus intenciones no eran sexuales, sino que quería formar una familia, ya que había dejado vivir a los niños. Después de un largo juicio se dio el veredicto, Josef fue condenado a cadena perpetua e internamiento psiquiatrico.

Actualmente Elisabeth y sus hijos viven tranquilos en un pueblo pequeño con identidades nuevas, han rechazado ofertas millonarias para contar su historia.

Algunos artistas y compositores escribieron canciones respecto al caso, unos criticando la falta de intervención de Rosemarie y otros atacando las atrocidades de Josef, como es el caso del grupo alemás Rammstein en su canción "Wiener Blut".

Si quieres conocer más datos sobre el caso del "Monstruo de Amstetten" puedes ver el documental en Netflix JOSEF FRITZL: STORY OF A MONSTER.


Tal vez te interese leer:
Desenterrando el caso del clan Trevi-Andrade
El caso de Jonestown: el mayor suicidio en masa 
Masacre en Texas: la historia real 
La familia Tromp, el caso más extraño de Australia en los últimos 30 años

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

El Caso Kampusch: estuvo 8 años encerrada en un sótano

19 de marzo de 2018 por Katherin Hernández Natascha Kampusch es una joven austriaca que fue secuestrada por Wolfgang Priklopil a la edad ...