martes, 26 de julio de 2016

¿En qué momento dejamos de soñar y encendimos el piloto automático?

26 de julio del 2016 por Katherin Hernández



Una vez Haruki Murakami dijo:


“Temes a la imaginación. Y a los sueños más aún. Temes a la responsabilidad que puede derivarse de ellos. Pero no puedes evitar dormir. Y si duermes, sueñas. Cuando estás despierto, puedes refrenar, más o menos, la imaginación. Pero los sueños no hay manera de controlarlos.”


Cuando éramos pequeños soñábamos con muchas cosas, algunos querían ser astronautas, otros niños deseaban ser futbolistas, unas niñas anhelaban vivir en castillos como princesas. Cuando crecimos y nos convertimos en adultos las cosas cambiaron, despertamos y estuvimos conscientes de que ese castillo nunca llegaría y que no combatiríamos los dragones de los cuentos, pero a cambio de eso nos ocurrió algo mejor, porque ahora nuestros sueños tenían la capacidad de volverse palpables, la madurez nos regaló sueños más realistas, ¿y entonces qué fue lo que hicimos mal?, pusimos todos nuestros sueños en un baúl y lo bajamos al desván, para que así el polvo y las termitas se encargaran del resto.

¿Por qué dejamos de soñar? Porque nos enseñaron que eso no da dinero y que no podíamos comer de anhelos, porque nos llamaron locos, porque nos hicieron creer que todo era imposible, porque nos explicaron que soñar era una pérdida de tiempo, porque nos llamaron inmaduros y se burlaron de nosotros.

¿En qué momento dejamos de soñar y encendimos el piloto automático? Nos convertimos en trabajadores robóticos que tenemos que pagar cuentas, en personas que siempre están cansadas y que pasan sus días libres encerradas descansando.

El día de hoy quiero preguntarte, ¿qué quieres lograr, convertirte en un guitarrista exitoso, viajar alrededor del mundo, escribir un libro, inventar algo novedoso, llegar a ser un excelente fotógrafo, casarte en la playa, vivir en un lugar mejor?

Para los grandes de la historia todo comenzó con una ilusión, imaginaron algo y creyeron que era posible materializarlo, tú puedes hacer lo mismo, el éxito pertenece a los que se atreven, cree en algo y trabaja para hacerlo posible, nunca es tarde para ser valiente y cambiar el rumbo de tu vida.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Debate presidencial y la verdad sobre AMLO

23 de abril de 2018 por Katherin Hernández El día de ayer se llevó a cabo el primer debate presidencial de las próximas elecciones. Algo e...