martes, 29 de diciembre de 2015

Los elegidos

Fragmento de "Historias cortas de terror: Edición especial de colección".


Los elegidos


Bienvenidos sean todos ustedes, yo seré su conductor y estaré contento de poder servirles en esta ocasión.
El olor a madera podrida, el rechinido de los fierros viejos y el agua escurriendo por las paredes mohosas está despertando a algunos, la incertidumbre los invade, las luces han sido encendidas y por fin lograron darse cuenta de que se encuentran atrapados en una bodega antigua y sucia. El lugar está casi completamente solo, la puerta está trabada por dentro y por fuera, el lugar es escabroso y prácticamente inhabitable.
En el piso se encuentra una carpeta y alrededor de esta hay veinte sillas formando una media luna. Todos se han percatado de que hay algunas cámaras grabándolo todo, ellos no entienden nada de lo que está pasando, aunque eso pronto cambiará.
Como en cualquier concurso televisivo, cada uno porta una identificación con su respectivo nombre. Uno de ellos está abriendo la carpeta y se da cuenta de que contiene información general sobre cada uno de los participantes del juego, datos como el nombre, la profesión y cifras prácticas de los familiares.
Su primer instinto ha sido ver lo que hay a su alrededor, no hay nada en el piso, a excepción de los veinte individuos, algunos de ellos continúan dormidos, intentan revisar el lugar y averiguar en dónde están.
Han discutido entre ellos y constantemente se preguntan en qué lugar están, despiertan a las personas que todavía siguen dormidas y se cuestionan entre sí sobre qué es lo que hacen en ese terreno. Han intentado abrir con cualquier objeto que pueda ayudarlos a salir de ahí, pero su esfuerzo es inútil, a todos les parece extraño el que haya sillas tan bien acomodadas. 
La cosa es muy sencilla, sólo tienen dos opciones, que todos mueran o salvar a tres de ellos, la única condición es que estén todos completamente de acuerdo con la decisión, no es tan difícil de entender, en un momento más veremos si lo hacen correctamente, los participantes todavía no están enterados de esto.
Nadie puede confiar en un asesino, pero no tienen otra opción estando encerrados sin conocer su ubicación, ¿qué más podrían hacer? No hay manera de escapar, y aunque lo hicieran, nuestros amigos están en medio de la nada. 
Es una decisión importante la que tienen que tomar, deben de analizar muy bien las cosas, salvar a mujeres y niños siempre es lo más coherente en cualquier situación, sin embargo en este caso no pueden depender de ese noble consejo, ya que aquí no hay niños, la mitad de los participantes son mujeres y sólo pueden salvarse tres individuos, parece que todo fue diseñado a detalle con el propósito de fastidiarlos y hacer más complicado el juego, veamos en qué resulta esto.
Hagan sus apuestas, ¿decidirán salvar a las mujeres, escogerán a los más jóvenes, elegirán a los más poderosos? En unos momentos más lo sabremos.
El juego comenzó, la voz que da las órdenes ya se aseguró de que todos están despiertos y consientes, ha prometido dejar libres a tres personas seleccionadas de entre los veinte, sin embargo esta decisión debe de ser tomada y aceptada por todos. 
La voz que controla todo ha indicado que tienen menos de cinco horas para lograr ponerse de acuerdo y anunciar el veredicto. Los individuos se están mirando unos a otros, intentan analizarse, de cierta manera todavía no han entrado en pánico al compartir el miedo y no rozar la soledad.
Los veinte individuos están charlando, intentan resolver el rompecabezas, se preguntan por qué fueron elegidos y qué tienen en común. La voz comienza a mencionar claramente las reglas del juego:
Tendrán que permanecer sentados, sólo deberán levantarse cuando sea necesario.
No deben de retirar ni cubrir su identificación en ningún momento.
Un líder deberá leer cada uno de los perfiles en voz alta y clara para que todos puedan enterarse.
Después de realizar un análisis deberán elegir a tres individuos que podrán ser salvados, pero solamente si todos están de acuerdo.
El resto de los participantes que no sean seleccionados serán asesinados en manos del mejor postor.
Por último, antes de comenzar, la voz ha revelado que hay un acertijo dentro del juego, que en caso de ser descubierto, cambiaría las reglas para su beneficio.
Los participantes (no voluntarios) del juego son los siguientes:
Ryan, tiene 43 años, es padre de cinco, viudo y trabaja en una oficina.
Carme, es estudiante, tiene 23 años, es soltera y no tiene hijos.
Richard, es soltero pero tiene una hija, trabaja como mecánico y tiene 29 años.
Margaret, tiene 48 años, no tiene hijos y es soltera, vive con sus padres y es ama de casa.
Aarón, tiene 71 años, vive solo, tiene ocho hijos y trece nietos.
Carolina, es empresaria, tiene 36 años, es soltera y no tiene hijos.
Ted, es estudiante, tiene 18 años, vive con sus padres, no tiene hijos.
Virginia, tiene cuatro hijos, es madre soltera y tiene 41 años.
Norman, tiene 55 años, tiene dos hijos, está casado y es contador.
Karla, tiene 35 años, está casada y está esperando un hijo.
Samuel, está casado, no tiene hijos, tiene 27 años y es profesor.
Roxanne, tiene 19 años, está embarazada y vive con sus padres.
Jason, tiene 25 años, es soltero y tiene un tumor cerebral.
Christina, es mesera, tiene una hija pequeña, es soltera y vive con sus padres, tiene 31 años.
Josh, tiene 33 años, es arquitecto, es soltero y vive solo.
Jade, es pensionada, está casada, no tiene hijos y tiene 76 años.
Allan, es cirujano, tiene 52 años, está casado y tiene tres hijos.
Rosa, tiene 35 años y es monja.
Gerard, es prestamista, tiene 33 años, no tiene hijos y está casado.
Alexa, es enfermera, tiene 28 años y no tiene hijos.
Norman ha sido elegido como el líder del resto, se está encargando de leer en voz alta los perfiles de cada uno de los participantes.
El análisis va a comenzar, tienen que ponerse de acuerdo antes de la medianoche o de lo contrario todos serán asesinados, el autor de todo el juego se pregunta si serán capaces de alcanzar el objetivo y resolver el acertijo que cambiará todo, estamos ansiosos de conocer los resultados, hay mucho dinero en juego.
–Después de escuchar la información la elección es muy fácil, seremos Ryan, Virginia y yo –dijo Roxanne.
–Los hijos de Ryan ya están grandes, creo que pueden cuidarse solos, debemos de elegir todos –exigió Jade.
–Las embarazadas tenemos que ser las elegidas, así que sólo queda un lugar disponible para alguien más –afirmó Karla. 
–No es mi culpa que ustedes se reproduzcan como conejos, yo tengo que vivir, estoy justo en la cima de mi carrera profesional, doy empleos a muchas personas, tengo mucho más que ofrecer al mundo que sólo hijos como ustedes las embarazadas –dijo Carolina. 
–Creo que lo mejor es ir descartando uno por uno hasta que queden las tres personas, será más sencillo –dijo Samuel para calmar a los demás.
–Definitivamente yo tengo que vivir, salvo vidas todos los días, sería una vida a cambio de muchas más, deben de ser astutos –dijo el cirujano Allan en tono presuntuoso.
–Obviamente Jason, Aarón y Jade están fuera, van a estirar la pata de cualquier forma pronto. Yo merezco vivir, tengo mucha vida por delante, los más jóvenes tenemos que ser los seleccionados –afirmó Carmen.
–Estoy de acuerdo, creo que Jade y yo estamos descartados –concretó Aarón.
–Cedo mi lugar a alguien que de verdad lo merezca, les aconsejo a todos que se vayan haciendo a la idea de que también van a morir –dijo Josh.
–No tengo hijos pero mis papás dependen de mí, no puedo morir. Los que tengan seguro de vida quedan descartados de ser elegidos, no tienen de qué preocuparse, sus familias estarán bien –aseguró Alexa.
–Yo estoy muy joven, tengo la oportunidad de hacer algo bueno de mi vida, tengo que ser yo uno de los tres, la oportunidad la merecemos los menores del grupo –dijo Ted.
–Escuchen, mi hija depende de mí económicamente, no tengo un seguro para protegerla, estoy dispuesto a arriesgar mi vida y ceder el lugar a alguien más, pero siempre y cuando los elegidos se encarguen de apoyar con dinero a las familias de los que lo necesitamos –confesó Richard.
–Si me dan un lugar entre los tres yo les aseguro que les daré todo lo que tengo al resto sin pensarlo, sólo quiero vivir –prometió Gerard.
–Richard tiene razón, concuerdo con él, yo también puedo ceder mi lugar si me aseguran que mi hija tendrá una vida cómoda económicamente, sé que está en buenas manos con mis papás –dijo Christina.
–Todos están perdiendo la cabeza, las embarazadas tienen que ser parte de las tres, olvídense del dinero, yo obviamente no entro en los elegidos, pero estaré conforme en cuanto salven a quien lo merece verdaderamente, estoy consciente de que no soy nadie para juzgar las vidas, ni soy Dios para elegir quién vive o no, pero lo mejor sería hacer lo que más convenga a todos –afirmó Rosa.
–Yo no estoy embarazada, pero tengo cuatro hijos que dependen de mí, no quiero dejarlos huérfanos, no tengo familia que se encargue de ellos, por favor, les ruego que me den a mí una oportunidad, a mí no me importa el dinero –imploró Virginia.
–Estoy en la misma situación que Virginia, tengo que ser también uno de los tres sobrevivientes, no puedo dejarlos solos, terminarán en un orfanato –dijo Ryan.
–Yo estoy de acuerdo, Virginia y Ryan tiene que ser dos de los tres elegidos, yo no tengo problema con morir si se salvan ellos –afirmó Margaret.
–Yo soy padre, pero mi esposa podría hacerse cargo de mis hijos, estoy de acuerdo con Margaret en que Virginia y Ryan sean elegidos – aseguró Norman.
–Sigo sin cambiar de opinión, y les recuerdo que para que sean salvados tenemos que estar todos conformes, yo tengo que ser una de las elegidas junto con el cirujano, nosotros hacemos más bien al mundo que todos ustedes juntos que sólo se dedican a reproducirse –dijo Carolina...





Para continuar leyendo sigue el siguiente link:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

La Divaza vs Kika Nieto

18 de enero de 2018 por Katherin Hernández La pelea comenzó cuando la Divaza subió un vídeo llamado "El peor año de mi vida"...