martes, 29 de septiembre de 2015

Al carajo con Frida


por Luis González de Alba


Compré boletos para ver el estreno en español de la ópera Frida y el día de la función los regalé. Detesto a Frida Kahlo y a su tiempo. No es un odio sin motivos: estoy convencido de que la misma actitud que ha trepado a los altares a una pintora mediocre, obsesionada con su desgracia (¡Dios santo! ¿Por qué no la mató el tranvía?), es la misma que mantiene pobre a México, un país rico en recursos que no tienen ni Corea ni Singapur ni Irlanda: paradigmas de países miserables hace 30 años, que sólo producían oleadas de inmigrantes y hoy son países ricos porque han seguido el camino opuesto al de México.

Vayamos por partes: Frida con sus vestidos de tehuana es el ejemplo de la mujer incapacitada para trabajar en una fábrica, hasta, vaya, para subir en camiones y desplazarse al trabajo; como pintora es ejemplo de invención por el mercado del arte gringo. La época de Frida y Diego es la del nacionalismo barato en el que se cimentaron las políticas que nos atan, todavía, a la pobreza y los defectos que incapacitan al pueblo mexicano. Uno de los peores es su xenofobia: los extranjeros vienen siempre a robarnos, y la prueba es que nomás llegan y se vuelven ricos, dice el taxista sabio. No es su mayor capacidad de trabajo, no son sus mayores conocimientos, hasta su mayor habilidad por lo que pronto prosperan entre un pueblo ensimismado. No, es que se aprovechan de los mexicanos.

Ridículo, pero también tengo mi propia xenofobia, a la inversa: veo que, siempre, son hijos de extranjeros, como del alemán señor Kahlo, quienes nos imponen el folklor como único futuro: "Pero ¿por qué queréis despojaros de vuestras tradiciones?" Los extranjeros amantes del folklor y los intelectuales mexicanos ídem, eligen lo más vistoso de las costumbres populares, como los bordados, y no se aplican jamás todo cuanto tienen de opresivo. A los indios les recetan apego a tradiciones que son, en sí mismas, productoras de pobreza, como es la "democracia" directa, a mano alzada, con la que el cacique se eterniza; o las mayordomías que aniquilan cada año la "acumulación originaria del capital", como la llamó Marx, y la vierten en fiestas lindísimas... para la foto, pero que condenan a los habitantes a seguir sin agua corriente, sin piso de cemento en casa, sin medicina como no sea la del hechicero (maravilloso fotografiado por Gabriel Figueroa). Fotografía incomparablemente mejor una mujer que transporta un hermoso cántaro de agua al hombro que un ama de casa que abre el grifo en la cocina para lavar platos. ¿Cómo puede alguien comparar la belleza de moler en metate al burdo encendido de una licuadora? Dirían quienes prohíben comer hamburguesas en Oaxaca, pero no ven mal que los APPO (Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca) quemen un teatro.

Una gran proporción de los mexicanos se cree el cuento gobiernista de que "el petróleo es nuestro" y por eso PEMEX debe irse a Texas cuando abre una refinería con capital privado, y así da empleo a texanos; no logra entender que si el IVA pasa de 15 por ciento a 10 generalizado significa que baja, no que sube. Mexicanos encuestados se oponen a la competencia en la producción de energía, aunque disfrutan de un servicio telefónico que, con ser malo, es inmensamente superior al que nos ofrecía la burocracia cuando los teléfonos eran "nuestros". Como Frida a su silla de ruedas, siguen asidos a las muletas de la ideología escolar impuesta por los gobiernos desde 1917 porque no se han desembarazado de Frida, Diego, el muralismo y nuestro glorioso pasado... de edad de piedra.

En la escuela nos adoctrinan para asumirnos hijos de los vencidos y no de los vencedores. Y poca gente revisa la doctrina: ¿astronomía maya? Predecían eclipses, pero los atribuían a que una gran serpiente devoraba al sol. No hubo explicación de la naturaleza por la naturaleza misma, base de toda ciencia. Los aztecas eran cazadores-recolectores en pleno 1300, etapa superada por mayas mil años antes y ocho mil antes por chinos. Buena parte de ese odioso adoctrinamiento viene de la época de Frida, en que los sindicatos y otras corporaciones integraron la demoledora maquinaria del gobierno y nos enseñaron asistencialismo, esto es que el gobierno, como la Divina Providencia de endenantes, proveerá a nuestras necesidades.

Y todo eso está destilado en el culto a Frida Kahlo, del que finalmente ella no es culpable: se limitó a pintar mal, autorretratarse obsesivamente y promover a las mexicanas peludas.


Luis González de Alba



Luis González de Alba (1944) fue líder estudiantil en 1968. Es autor de Los días y los años (Era, 1971) y de numerosas novelas y obras de divulgación científica.

Mujeres admirables

martes, 22 de septiembre de 2015

Lloran los escritores la partida de su mejor agente



cb
No sin razón, le llamaban la Mamá Grande de la literatura hispanoamericana, quien sin haber pasado por la universidad ni haber hecho master o diplomado alguno, vino a cambiar el negocio editorial europeo en unos pocos años.

Según Jorge Herralde, figura destacada de la escena literaria española, el editor es “una figura muy opaca. Lo primero que hace es tener un proyecto editorial, ser fiel a él, desarrollarlo con entusiasmo y curiosidad constantes, descubrir nuevos autores, alentarlos y hacer con los más destacados lo que se llama una política de autor, o sea, cuidarlos a lo largo de su vida, incluso cuando tienen baches, siempre que esos baches no se repitan muy a menudo”. Y se podría decir, que este oficio fue en gran parte creado y recreado por Carmen Balcells, la legendaria editora catalana que ha muerto y que ha dejado huérfanos a más de un centenar de autores.
No sin razón, le llamaban la Mamá Grande de la literatura hispanoamericana, quien sin haber pasado por la universidad ni haber hecho master o diplomado alguno, vino a cambiar el negocio editorial europeo en unos pocos años. Su primer fichaje de esa nacionalidad fue el escritor español Juan Goitosolo, sin embargo, lo que hizo a partir de un entonces desconocido grupo de escritores latinoamericanos, fue lo que le permitió reconvertir el oficio de editor. Así fue cómo Carmen Balcells, sin haber escrito una línea, quedó para siempre ligada al Boom Latinoamericano con autores como Mario Vargas Llosa pero, sobre todo, Gabriel García Márquez. Fue la primera en creer en el que era entonces un periodista colombiano medio zángano, como le fue descrito, quien tenía bajo el brazo sus Cien años de soledad. Carmen Balcells los tomó a ambos y los transformó en un Premio Nobel de Literatura al primero y en un clásico de la literatura universal, al segundo. Y si bien el escritor colombiano Gabriel García Márquez escribía para que lo quisieran, como lo señaló tantas veces, su editora sentía por él un sentimiento que podía resumir en el 40 por ciento de su facturación, como le respondió cuando le preguntó por sus afectos hacia su persona.
La tajante, irónica, seca y temida enemiga, podía convertirse en la más fiel confidente, guardaespaldas y mejor promotora que un escritor haya podido aspirar jamás. Carmen Balcells logró lo que pocos escritores han hecho en la historia de la literatura universal: hacer de su oficio un trabajo rentable, y en muchos casos, Mamá Grande logró amasar considerables fortunas con ellos, entre los que contaba a cinco Premios Nobel.
A sus 85 años, ya casi no se movía de su amplio departamento en pleno centro de Barcelona. Recibía en su casa como si fuera el mejor restorán de la ciudad. Para ello, tenía a un chef y a un séquito de empleados con los que recibía a sus invitados como a verdaderos reyes. Los opíparos y frecuentes festines en el piso superior de su despacho editorial, le impedían caminar pero no así llevar hasta el dedillo el manejo de su pujante negocio. Desde ahí escribía profusamente cartas, revisaba los contratos y manuscritos, material que junto a primeras ediciones, fotografías y bibliografías vendió al Estado español por la suma de tres millones de euros, hace cinco años.
Carmen Balcells, desde la segunda mitad del siglo XX y hasta hoy, fue el dolor de cabeza de muchas editoriales que debieron negociar con ella para los derechos de un Pablo Neruda, por ejemplo, a los que sabía sacarle el mayor rédito, para alegría de la Fundación chilena heredera de su legado, entre tantos otros. La lista de sus autores-clientes es amplísima y se encuentran nombres como Rafael Alberti, Miguel Delibes, Manuel Vázquez Montalbán, Juan Marsé y Eduardo Mendoza, entre los españoles.
Con el advenimiento del nuevo siglo anunció su retiro y los escritores temblaron, sin embargo, no lo hizo del todo, ya que trabajó hasta su último día. Se preocupó de preparar y dejar en su lugar al gestor cultural Guillen d’Efak a cargo de la agencia que aún lleva su nombre.
El año pasado volvió a sorprender cuando fusionó, aunque no completamente, su empresa con la del agente más temido e influyente de lengua inglesa, para formar la agencia Balcells & Wylie.
Ha muerto Carmen Balcells y con ella una etapa de la industria editorial.

Música: The 1975, la banda británica más cool

22 de agosto del 2015 por Katherin Hernández

The 1975 es una banda británica de indie pop, aunque es difícil catalogarlos por la variedad de mezclas que ofrecen, son originarios de Manchester, la ciudad cuna de The Smiths, Oasis y New Order. 

Está formada por Adam Hann en la guitarra, Ross McDonald en el bajo, Matty Healy como vocalista y guitarrista y George Daniel en la batería. Han estado juntos desde el 2002.



¿Qué los hace tan especiales?
Lo que caracteriza a esta banda transversal es su notoria inspiración en la música de los 80's y que en ocasiones llevan las letras a niveles más profundos. 

Su música es una mezcla entre pop sintético y rock alternativo, todo esto con una actitud punk. A veces incluyen algo de funk y soul.

Su dualidad entre el pop y la moda al estilo de revistas juveniles les ha permitido avanzar y venderse como una respetable boy band.

Podría decir que The 1975 se sitúa entre las mejores bandas de pop británico junto con Oasis, Arctic Monkeys, Coldplay, Franz Ferdinand y Blur.

Si quieres escuchar algo diferente al pop común, esta es una excelente recomendación para ti.



Hasta la fecha han publicado 4 EP y 1 álbum de estudio, este último titulado con el mismo nombre de la banda, que fue publicado el 2 de septiembre del 2013. El disco debutó como #1 en la lista UK Albums Chart el 8 de septiembre del 2013. El grupo ha realizado giras internacionales, incluyendo el Festival Coachella 2014.

El álbum "The 1975", fue coproducido por Mike Crossey, quien anteriormente había trabajado con Arctic Monkeys. El primer sencillo promocional del álbum es una versión modificada de "Sex", que se lanzó el 26 de agosto del 2013. Debutó en el primer puesto en el Reino Unido y Escocia. Para fines de 2014, la BPI certificó al álbum con un disco de platino luego de vender más de 300000 copias, y al sencillo "Chocolate" con un disco de oro.

La Ventana de Overton

1 de septiembre de 2018 por Katherin Hernández Joseph P. Overton fue el Vicepresidente Senior de Mackinac Center for Public Policy, é...