domingo, 19 de abril de 2015

Experimento de Young / Doble rendija

19 de abril de 2015 por Katherin Hernández

Antes de adentrarnos en el experimento es necesario explicar dos conceptos y saber diferenciarlos, una partícula se caracteriza por ocupar un lugar en concreto en el espacio, tiene propiedades físicas bien definidas, por otro lado una onda se propaga por los campos y tiene la capacidad de interferir.




El experimento de la doble rendija se lo debemos a Thomas Young, un científico inglés que buscaba estudiar el comportamiento ondulatorio de la luz. La formulación inicial de 1801 consistía en dividir un haz de luz con una tarjeta ligeramente más delgada que el ancho del haz, demostrando así la naturaleza ondulatoria de la luz, ya que los resultados demostraban que la luz formaba un patrón interesante como el que se ve en la imagen anterior. 

La versión moderna de este experimento es la más conocida, en 1961 se sustituyó la luz con electrones. y en 1974 se realizó nuevamente el experimento, esta vez electrón por electrón. Vamos a simplificarlo, una máquina lanza un electrón de manera aleatoria a través de una pared con dos rendijas hasta llegar a una segunda pared, después de muchos electrones finalmente se forma en la pared el patrón similar que se puede ver en la imagen. Al realizar nuevamente este experimento con una variante el resultado cambió, esta vez se coloca un detector de electrones para saber por cuál rendija ha pasado el electrón, el resultado es distinto, los electrones forman dos líneas en la pared. 

Básicamente lo más impactante de la Doble Rendija es que los resultados se ven afectados en presencia de un espectador, ya que las partículas se comportan como ondas cuando no son observadas, es decir, como si tuvieran inteligencia propia, a diferencia de cuando se lanza el electrón aleatoriamente, en este caso estos se comportan como partículas. Sé lo que estás pensando, que esto se vio afectado por alguna influencia externa, pero no es así. Al agregar una variante más, alejar o acercar las rendijas entre sí tenemos una paradoja, los átomos se comportan como si se encontraran en ambas rendijas, cuando las alejamos  el patrón se aleja y cuando las acercamos el patrón se acerca, ¿cómo puede un electrón crear un patrón basándose en otro electrón que no existe?, así llegamos a la conclusión de que el patrón de onda es la suma de dos patrones.

Si analizamos los resultados podemos concluir que después de multiples experimentos todos cumplían con las mismas características, cuando se lanza los electrones con detectores en las rendijas tenemos dos rendijas reflejadas en la pared, pero siempre que no hay detectores se repite nuevamente el patrón ondulatorio. 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Debate presidencial y la verdad sobre AMLO

23 de abril de 2018 por Katherin Hernández El día de ayer se llevó a cabo el primer debate presidencial de las próximas elecciones. Algo e...